EL CAMPAMENTO URBANO DE EL ALMACÉN DE LAS ARTES FINALIZA EN AGOSTO CON 120 NIÑOS PARTICIPANTES

El Campamento Urbano del Almacén de las Artes finaliza en agosto, con 120 participantes. Se trata de una iniciativa que comenzó en julio, dirigida a niños y niñas de 4 a 12 años, y que pretende colaborar a la conciliación de la vida familiar y laboral, al tiempo que ofrece a los pequeños una propuesta de ocio y formación durante las vacaciones.

Los niños, de entre 4 y 12 años, realizan talleres que conjugan lo lúdico y lo educativo, al tiempo que desarrollan técnicas de aprendizaje que fomentan la expresión artística y mejoran su rendimiento escolar

El alcalde, Francisco Ortiz, y la concejala de Educación y Cultura, Belén Benito, han visitado el campamento en El Almacén de las Artes, y han visto cómo los niños participantes disfrutan de la experiencia, mientras que los responsables y monitores les han explicado las diferentes actividades que se realizan.

“Es una prioridad que en Astillero haya una oferta adecuada que permita a las familias encontrar fórmulas de conciliación durante las vacaciones escolares, al tiempo que los niños pueden participar en actividades en las que mejoran su formación, pero siempre de una manera divertida y lúdica”, ha señalado el alcalde. Por eso, desde el equipo de Gobierno, a través de la Concejalía de Educación y Cultura, se apoyan diferentes propuestas, talleres y campamentos, que “cumplen ese doble objetivo”, ha afirmado.

Además, Ortiz ha destacado que la respuesta de las familias respalda propuestas como la del Almacén de las Artes, un espacio de “referencia a nivel regional”. Así, esta edición ha aumentado el número de participantes respecto al año anterior y si en agosto de 2017 había matriculados 90 niños, este verano tanto en julio como en agosto se han cubierto 120 plazas.

En el Campamento Urbano, de lunes a viernes, y de 10.00 a 13.30 horas, los niños pueden participar en diferentes talleres que conjugan lo lúdico con lo educativo: inglés, informática, juegos, huertos urbanos, música, teatro, cocina, informática, inteligencia emocional, multideporte, etc. Los niños van rotando cada día por las diferentes actividades, realizando dos cada día, con tiempo de descanso, almuerzo y de juego libre tutelado por los monitores.

También en las aulas los participantes realizan actividades que les ayudan a desarrollar técnicas de aprendizaje que fomentan la expresión artística y mejoran su rendimiento escolar. Se trata de actividades que favorecen el desarrollo cognitivo, psicomotor y afectivo social, a través de diferentes talleres y modalidades adecuadas a cada edad, todo ello bajo la supervisión de monitores de tiempo libre especializados en las diferentes áreas.

Igualmente, aquellas familias que lo necesitan, y que no puedan dejar a los niños en el horario establecido, disponen de un servicio de guardería desde las 8.00 horas y hasta las 14.00. Además, hay un servicio de comedor en las instalaciones de la Ludoteca Municipal, en las que, acompañados por monitores, los participantes pueden permanecer hasta las 15.30 horas.